top of page

Dulzura natural para celebrar el amor más puro: El Día de la Madre con Mieles San Ignacio

El Día de la Madre es una celebración que resuena en el corazón de muchas culturas alrededor del mundo, aunque no todos lo celebramos el mismo día ni de la misma manera. Este día especial, dedicado a honrar a las madres y su incansable labor, tiene raíces que se remontan a la antigua Grecia, donde se realizaban festividades en honor a Rea, la madre de los dioses Zeus, Hades y Poseidón. Con el tiempo, estas celebraciones tomaron formas diversas en distintos rincones del planeta.



En Estados Unidos, por ejemplo, la activista Anna Jarvis fue la precursora de lo que conocemos hoy como el Día de la Madre moderno, estableciendo oficialmente esta festividad en 1914. En México y en muchos otros países, el Día de la Madre se celebra con gran entusiasmo cada 10 de mayo, una fecha que se ha convertido en sinónimo de amor, reconocimiento y, por supuesto, reuniones familiares llenas de sabor y tradición.


En Mieles San Ignacio, valoramos la dulzura y el amor puro de este día, y creemos que nuestra miel cremosa es el complemento perfecto para celebrar. Conocida por su textura suave y su capacidad de endulzar de forma más equilibrada, nuestra miel cremosa es ideal para incluir en las recetas del Día de la Madre, aportando un toque de naturalidad y salud.


Este año, te proponemos celebrar el Día de la Madre preparando un Pastel de Zanahoria con Glaseado de Miel Cremosa de San Ignacio, una receta fácil y deliciosa que seguro encantará a mamá.


Receta del día de la madre


Ingredientes:


Para el pastel:

  • 2 tazas de harina integral

  • 2 cucharaditas de polvo para hornear

  • 1 cucharadita de bicarbonato de sodio

  • 1/2 cucharadita de sal

  • 2 cucharaditas de canela en polvo

  • 4 huevos

  • 1 1/4 tazas de miel cremosa de Mieles San Ignacio

  • 3/4 taza de aceite vegetal

  • 2 tazas de zanahoria rallada

  • 1 taza de nueces picadas (opcional)


Para el glaseado:

  • 1/4 taza de mantequilla sin sal, suavizada

  • 1 paquete (8 oz) de queso crema, suavizado

  • 1/3 taza de miel cremosa de Mieles San Ignacio

  • 1 cucharadita de extracto de vainilla


Preparación:


  1. Precalienta el horno a 175°C (350°F) y engrasa un molde para hornear.

  2. En un bol grande, combina la harina, el polvo para hornear, el bicarbonato, la sal y la canela.

  3. En otro bol, bate los huevos con la miel cremosa y el aceite hasta obtener una mezcla homogénea.

  4. Añade los ingredientes secos a la mezcla húmeda, alternando con la zanahoria rallada, e incorpora las nueces si lo deseas.

  5. Vierte la mezcla en el molde preparado y hornea durante 45-50 minutos o hasta que un palillo insertado en el centro salga limpio.

  6. Para el glaseado, bate todos los ingredientes hasta que la mezcla sea suave y homogénea.

  7. Deja enfriar el pastel completamente antes de cubrirlo con el glaseado.


 

Celebremos juntos la pureza del amor maternal con la pureza de Mieles San Ignacio. Porque cada gota de nuestra miel lleva consigo la promesa de calidad, sabor y un compromiso con el medio ambiente valores que toda madre enseña y aprecia. Este Día de la Madre, regala dulzura.




0 visualizaciones0 comentarios

Комментарии


bottom of page