top of page

Guía para leer la etiqueta nutricional de la miel


Para aquellos entusiastas del mundo apícola y consumidores meticulosos, entender cada detalle de los productos que consumimos es fundamental. Aquí, en Mieles San Ignacio, estamos comprometidos no solo con ofrecer un producto de alta calidad, sino también con educar y proporcionar información transparente y detallada. Hoy, nos adentraremos en un ámbito que combina ciencia y nutrición: el etiquetado nutricional de la miel y sus implicaciones.


¿Qué nos dice la etiqueta nutricional de la miel?


Cuando sostienes un frasco de nuestra Mieles San Ignacio en tus manos, es probable que te encuentres con la etiqueta nutricional en la parte posterior. Si alguna vez te has preguntado qué significa cada elemento de esta etiqueta, ¡estás en el lugar correcto! En este post, desglosaremos cada aspecto de la tabla nutricional de la miel.


1. Energía (calorías): El primer dato que suele aparecer es la cantidad de calorías. La miel es una fuente natural de energía, ideal para empezar el día o para recuperarte después de un ejercicio. La energía en la miel proviene principalmente de los azúcares naturales.


2. Carbohidratos totales: Bajo esta categoría, encontramos principalmente los azúcares. La miel es rica en fructosa y glucosa, dos tipos de azúcares simples que el cuerpo puede utilizar rápidamente como fuente de energía.


3. Grasas: Generalmente, la miel no contiene grasas. Es un alimento libre de grasas saturadas, trans y colesterol.


4. Proteínas: La cantidad de proteínas en la miel es mínima. Sin embargo, no buscamos proteínas en la miel, sino ese dulzor natural y los beneficios que aporta.


5. Sodio: La miel natural contiene cantidades muy bajas de sodio, lo que la hace ideal para quienes llevan una dieta baja en este mineral.


6. Otros componentes: Dependiendo de la floración y el origen, la miel puede contener trazas de minerales y vitaminas. Además, es rica en antioxidantes y compuestos bioactivos beneficiosos para la salud.


Ingredientes


Una de las formas más eficaces de determinar la autenticidad de la miel es examinando la lista de ingredientes en la etiqueta. La miel pura debe tener un solo ingrediente: miel. Si encuentras otros ingredientes como jarabes, azúcares o aditivos, esto puede ser un indicador de que la miel ha sido adulterada.


Existen miel adulteradas que se mezclan con jarabes de maíz, azúcar, dextrosa, entre otros, para abaratar costos. Estas adulteraciones no solo disminuyen las propiedades beneficiosas de la miel, sino que también pueden alterar su sabor y textura.



Certificaciones de Miel Orgánica: Garantía de pureza


En Mieles San Ignacio nos enorgullece contar con certificaciones que respaldan la calidad y autenticidad de nuestra miel. Dos de las más reconocidas que poseemos son:

  • USDA Organic: Esta certificación garantiza que nuestra miel cumple con los estándares orgánicos rigurosos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Esta etiqueta asegura que la miel no ha sido expuesta a pesticidas, herbicidas o cualquier otra sustancia química durante su producción.

  • SAGARPA Orgánico: Otorgada por la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural de México, esta certificación confirma que nuestra miel ha sido producida bajo estrictos criterios orgánicos y que cumple con las normas establecidas por el gobierno mexicano.


Estas certificaciones no solo aseguran que la miel es orgánica, sino también que es 100% pura. Al ver estas etiquetas en nuestros productos, los consumidores pueden confiar en que están llevando a sus hogares miel de la más alta calidad, libre de adulterantes y producida de manera sustentable.


Junto a la tabla nutricional, es esencial prestar atención al etiquetado. En Mieles San Ignacio, nos enorgullece ofrecer un producto 100% natural y sus certificaciones de orgánico lo respaldan. Es importante asegurarte de que la miel que consumes no tenga añadidos ni ingredientes artificiales. Siempre es bueno verificar el origen y asegurarse de que proviene de fuentes confiables.

 

La miel es mucho más que un simple endulzante. Es un alimento lleno de historia, tradición y propiedades que benefician a nuestro organismo. La próxima vez que tengas un frasco de Mieles San Ignacio en tus manos, podrás apreciar aún más todo lo que contiene gracias a su etiqueta nutricional.


5 visualizaciones0 comentarios
bottom of page