top of page

Exfoliante labial de miel y azúcar


La miel es un regalo de la naturaleza que va más allá de ser simplemente un edulzante natural. En Mieles San Ignacio, creemos en el poder multifacético de la miel, y es por eso que hoy te traemos una receta sencilla para que descubras un uso cosmético sorprendente: un exfoliante labial de miel y azúcar.


¿Por qué un exfoliante labial?

A lo largo del tiempo, nuestros labios tienden a acumular células muertas que pueden hacerlos lucir opacos y resecos. Al exfoliarlos regularmente, no solo removemos esas células muertas, sino que también promovemos la circulación, dejándolos suaves, rosados y listos para brillar.


Ingredientes:

  • 1 cucharada de miel (preferiblemente Mieles San Ignacio para asegurar la máxima calidad)

  • 1 cucharada de azúcar granulada

Pasos:

  1. Mezcla bien los ingredientes: En un pequeño recipiente, combina la miel y el azúcar hasta obtener una pasta homogénea.

  2. Aplicación: Con la yema de tus dedos, toma un poco de la mezcla y aplícala sobre tus labios con movimientos circulares suaves. Asegúrate de cubrir toda el área y masajea durante 1-2 minutos.

  3. Enjuague: Después del masaje, enjuaga tus labios con agua tibia y sécalos suavemente con una toalla.

  4. Hidratación: Para sellar la suavidad, aplica un poco de bálsamo labial o, mejor aún, un poquito de miel para mantener la hidratación.

¿Por qué esta combinación es mágica?


La miel es conocida por sus propiedades humectantes, antibacterianas y antiinflamatorias. Esto significa que, además de eliminar las células muertas, estás nutriendo y protegiendo tus labios. Por su parte, el azúcar actúa como un agente exfoliante natural que ayuda a suavizar la piel sin ser demasiado abrasivo.

 

Dedica unos minutos a la semana para consentir tus labios con este exfoliante natural de miel y azúcar. No solo lograrás una sonrisa más brillante y suave, sino que también aprovecharás las bondades que la miel de Mieles San Ignacio tiene para ofrecer.




1 visualización0 comentarios

Comments


bottom of page