top of page

El arte de crear un jabon en barra natural: La dulzura de Miel San Ignacio

Actualizado: 6 sept 2023


¡Bienvenidos, queridos amantes de la miel y la naturaleza! En esta ocasión, queremos compartir con ustedes un emocionante proyecto DIY (hazlo tú mismo) que seguramente les encantará: aprender a hacer su propio jabon en barra natural, infusionado con la dulzura de la Miel San Ignacio. ¿Están listos para sumergirse en este maravilloso mundo de la artesanía y el cuidado personal?


La magia del jabon en barra natural


Los jabones sólidos naturales han experimentado un resurgimiento en popularidad debido a sus beneficios tanto para la piel como para el medio ambiente. A diferencia de los jabones comerciales, que a menudo contienen productos químicos agresivos y envases de plástico, los jabones sólidos naturales son suaves, nutritivos y sostenibles. ¡Además, son muy fáciles de hacer en casa!


Jabón sólido natural
Jabón sólido natural



La versatilidad de la Miel San Ignacio en tu jabón


La Miel San Ignacio es conocida por su calidad excepcional y su sabor inigualable, pero también es un ingrediente valioso para el cuidado de la piel. Al incorporarla en tu jabón sólido, estarás brindando a tu piel las bondades naturales de la miel. La miel es humectante, antibacteriana y rica en antioxidantes, lo que ayudará a mantener tu piel suave, hidratada y protegida contra el daño ambiental.

A continuación, te presentamos una sencilla receta para crear tu propio jabón sólido natural infusionado con la dulzura de Miel San Ignacio:


Ingredientes:

  • 200 gramos de glicerina natural (puedes conseguirla en mercerías o en internet)

  • 1 cucharada de Miel San Ignacio

  • 1 cucharada de aceite de coco virgen

  • 5 gotas de aceite esencial de lavanda (o el aceite esencial de tu preferencia)

  • Moldes para jabón (pueden ser moldes de silicona, moldes de plástico o moldes específicos para hacer jabón)

Instrucciones:

  1. Corta la glicerina en pequeños trozos para facilitar su derretimiento. Colócala en un recipiente apto para microondas o en una doble caldera.

  2. Derrite la glicerina en el microondas o a fuego lento hasta que se convierta en un líquido homogéneo. Si utilizas la doble caldera, asegúrate de mantener el fuego bajo y revolver constantemente.

  3. Añade la cucharada de Miel San Ignacio y mezcla bien para que se incorpore por completo.

  4. Agrega la cucharada de aceite de coco virgen y las gotas de aceite esencial de lavanda (u otro aceite esencial de tu elección). Mezcla nuevamente para distribuir uniformemente los ingredientes.

  5. Vierte la mezcla en los moldes para jabón y deja enfriar durante unas horas hasta que se solidifique por completo.

  6. Una vez que el jabón haya endurecido, desmolda cuidadosamente y ¡listo! Tu jabón sólido natural de Miel San Ignacio está listo para usar.


 

Con este sencillo tutorial, hemos creado una auténtica caricia de dulzura y cuidado para tu piel. Cada vez que utilices este jabón sólido natural, sentirás la magia de Miel San Ignacio nutriendo y protegiendo

tu piel con cariño y calidad artesanal. Esperamos que disfrutes haciendo y utilizando este jabón tanto como nosotros disfrutamos creando Miel San Ignacio para ti. Si te animas a probar esta receta o tienes alguna otra sugerencia para compartir, déjanos un comentario.

¡Nos encantará saber de ti!










13 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page